Concurso de memorización bíblica en lengua aché

Concurso de memorización bíblica en lengua aché

El mes de noviembre y diciembre del 2010 se realizaron tres concursos de memorización de 12 pasajes de los 4 evangelios, que totalizan 15 versículos.  Las expectativas eran variadas, ya que no sabíamos qué respuesta íbamos a tener en este primer intento de memorización del primer material escrito de los cuatro evangelios.  Nuestro asombro comenzó a manifestarse cuando en Cerro Morotí, departamento de Caaguazú,  dos personas adultas pasaron al frente y recitaron de memoria, uno tras otro, los 12 pasajes.  Luego dos personas más, jóvenes, pasaron para recitar seis pasajes.  Muchos habían memorizado tres versículos, y muchos otros sólo uno.  El esfuerzo de traducir, de corregir y de implementar estrategias de uso de las Escrituras está comenzando a tener sus frutos!

La siguiente semana de noviembre seguimos con la comunidad de Ypetimí, departamento de Caazapá.  Allí fuimos sorprendidos por tres adultos, uno de ellos un líder local prominente, que recitaron los 12 pasajes, una “daregi” o adolescente, que recitó 9, y dos jóvenes más que recitaron seis.  Al término, pasaron dos niños que recitaron cada uno un versículo.  Cada uno recibió su premio simbólico de golosinas, que representa la dulzura de la Palabra oída y pronunciada en la lengua del corazón.

PC100196

El siguiente domingo, ya en diciembre, llegamos a Puerto Barra, departamento de Alto Paraná.  Allí dos adultos hicieron su recitado, aunque la segunda persona tuvo que ser ayudada por el jurado.  Luego dos jóvenes recitaron seis versículos, y algunos líderes un versículo.

PC043088

Creemos en el valor de esta actividad, que cumple el mandato del Pentateuco que dice:

“Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón: y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.” (Deut. 6:6-9).

Aun nos quedan tres comunidades, donde seguramente ya están memorizando los textos que les enviamos. La actividad se hará en el mes de enero en Koentuwy, Chupapou y Arroyo Bandera.

La fijación de la Palabra en la mente y en corazón son claves para las Escrituras comiencen a ser valoradas y aplicadas a la vida diaria. Creemos firmemente que la Biblia en el corazón, con la inspiración y la iluminación del Espíritu Santo, obrará en el pueblo para dar crecimiento y madurez a una etnia que hace menos de 50 años aún se encontraban en un contexto silvícola.

Deja una respuesta