El mundo espiritual maligno en la cosmovisión nativa paraguaya

El mundo espiritual maligno en la cosmovisión nativa paraguaya

Estas semanas fueron intensas y nos hicieron ver que los nativos aché, a pesar de tener más de 40 años de acompañamiento de misioneros de Nuevas Tribus, Misión Alemana y Misiones Cristianas al Paraguay, aún conservan ciertas creencias animistas que resurgen en momentos de crisis espirituales. No creemos en absoluto que el trabajo de los misioneros fue en vano; todo lo contrario, gracias a ellos el evangelio llegó al pueblo junto con la enseñanza bíblica.

El problema no fue debido a alguna falla de los misioneros, sino a la naturaleza humana, que tiende a volver sobre sus pasos. Además, ahora pudimos ver qué es lo que hay en el centro de su cosmovisión, y lo que real y verdadero para ellos: hay un mundo espiritual maligno que nos rodea y quiere hacernos daño, y existen ciertas fórmulas o acciones que uno tiene que realizar a fin de contrarrestar los efectos de los espíritus malignos. Con cierta extrañeza fuimos testigos de una “caza de brujas” al buscar todo tipo de materiales que tuvieran “la marca”. Esto es algo igual o semejante a una “x”, un espíritu maligno que está molestando, atormentando y maltratando a seis jovencitas de Puerto Barra, y a otros 30 jóvenes y adolescentes de Ypetimí. Otro elemento que nos sorprendió fue que varios gatos y perros fueron sacrificados en Puerto Barra debido a que una de las jovencitas los señaló como poseedores de otros sendos espíritus malignos. A la vez, en Cerro Morotí, nos enteramos de la tala de varios árboles que también supuestamente albergarían a otros espíritus malignos.
A través del estudio bíblico estamos ahora apuntando al tema de la guerra espiritual y su resolución o práctica. En otras entradas estaré publicando cómo estamos avanzando con este tema.

Deja una respuesta